Transporte marítimo: ventajas y desventajas

Las claves que se deben conocer para elegir el medio de transporte que lleve a buen puerto las mercancías, tanto en tiempo como en forma

Antes de desarrollar las ventajas y desventajas del transporte marítimo, es preciso refrescar su concepto. El transporte marítimo hace referencia a la acción de llevar bienes (ya sean cargas gaseosas, líquidas o sólidas) y/o personas por el mar. De manera que, a bordo de un buque o navío y, a través de la vía marítima, traslada la carga de un punto geográfico a otro.

La importancia del transporte marítimo a nivel mundial

Según la organización Marítima Internacional (OMI), el transporte marítimo mueve el 90% de la carga a nivel mundial. Este tipo de transporte traslada a lo largo del globo todo tipo de mercancías bajo estrictas medidas de seguridad, tanto jurídicas como de protección para el medio ambiente.

Este sector da trabajo de manera directa a más de 1 millón y medio de personas. Aun así, la OMI ya estimó hace un par de años que el transporte marítimo iba a necesitar un aumento de personal cualificado para suplir la demanda global. Y así ha sido.

Pues el 58% de los oficiales de flota mundial superan los 55 años. Debido a esto, el sector del transporte marítimo se enfrenta a un gran reto: atraer y formar a jóvenes profesionales que puedan suplir la fuerza de trabajo antes de 2030.

Para atraer el talento humano, será esencial que el sector de la logística y el transporte mejore su imagen empleadora. Aunque sea todo un reto, es esencial que el sector marítimo y sus hermanos, aúnen fuerzas para convertirse en un sector atractivo en el los jóvenes deseen desarrollarse profesionalmente.

Ventajas del transporte marítimo

Las ventajas, como en todos los medios de transporte, dependen de las mercancías que se deseen transportar. Sin embargo, encontramos una serie de características positivas comunes, presentes en el transporte de cualquier tipo de carga. Estas son las siguientes:

  • Gran seguridad y estabilidad: La robustez, resistencia y fiabilidad de los buques es mayor que otros medios de transporte, como el aéreo. Pues son capaces de mover la mercancía con facilidad en ambientes más inestables y complejos. Por lo que las condiciones climatológicas y meteorológicas no afectan tanto al transporte marítimo.
  • Mayor competitividad en los fletes: Normalmente, los fletes marítimos son más competitivos y económicos que el resto de medios de transporte.
  • Mayor flexibilidad de volúmenes y capacidad de almacenaje: el medio marítimo es la opción que mayor capacidad de carga ofrece. Por lo que la cantidad de materiales que se pueden trasladar considerablemente mayor si lo comparamos con otros medios de transporte, como el camión, el tren o el avión.
  • Mayor diversidad de materiales y productos transportables: El transporte por mar permite mover todo tipo de materiales o productos. Por lo que, incluso, sería posible trasladar carga líquida o aquella catalogada como peligrosa.
  • Mayor accesibilidad: es un hecho que el mar cubre casi ¾ de la tierra, por lo que la posibilidad de acceder a este medio es mayor. Desde múltiples puntos del planeta es posible transportar las mercancías por vía marítima.
  • Mayor puntualidad: El medio marítimo es uno de los más cumplidores, tanto en tiempo como en forma. Este es un gran punto a su favor, pues minimizar tiempos reduce el riesgo y aumenta la confianza de los receptores de las mercancías. Podemos afirmar, por tanto, que es una clave de éxito.

Desventajas del transporte marítimo

Encontramos puntos débiles en todos los medios de transporte, incluido el marítimo. Conocer estas desventajas es esencial para escoger la mejor vía de transporte y garantizar el éxito empresarial. Los inconvenientes del transporte marítimo son:

  • Tiempo: Es bueno tener en cuenta que el transporte de mercancías por vía marítima requiere de más tiempo que el aéreo o terrestre. Es decir, la mercancía viaja con mayor lentitud. Sin embargo, con una buena planificación, esto podría no ser un problema.
  • Tramitología: Los trámites para transportar mercancías por mar, es relativamente extensa y complicada. Sin embargo, contar con un operador logístico facilitará enormemente la gestión del papeleo y este punto dejará de ser un problema.

En definitiva, las empresas deberán revisar minuciosamente las ventajas e inconvenientes de cada medio de transporte, para elegir una opción a la medida de sus necesidades. Lo que es seguro es que el transporte marítimo puede ser una gran opción, si el objetivo es llevar las mercancías a buen puerto.