Los principales agentes que intervienen en el transporte marítimo de mercancías

Los agentes que participan en el transporte marítimo de mercancías son esenciales para lograr una cadena de suministro eficiente. La guía y asesoramiento de un operador logístico con experiencia, simplificará la complejidad de los procesos dentro del transporte marítimo.

Es un hecho que el transporte marítimo de mercancías se posiciona como un pilar fundamental en la economía global. Al año se transportan alrededor de 5.000 millones de toneladas de mercancías en todo el mundo. Este dato supone que el 80% de la carga que se mueve a nivel global, se transporta a través del mar.

El predominio del transporte marítimo para mover las mercancías no es una tendencia actual, sino que viene desde los inicios del intercambio comercial. Los fenicios, por ejemplo, ya comerciaban entre puertos marítimos en el año 1200 a.C.

Sin embargo, el auge definitivo del transporte por mar llegó entre los siglos XV y XIX, cuando los países colobos utilizaron barcos de carga para transportar los bienes que extraían de sus colonias.  Su éxito lo llevó a considerarse como uno de los medios más seguros y eficientes.

Las claves de su éxito

Quizás su gran uso o a lo largo de cientos de años, se deba a las características más reseñables del transporte marítimo. Estas son:

  • Su gran capacidad para transportar todo tipo de volúmenes de contenedores o de graneles. Un buque portacontenedores, por ejemplo, puede llegar a transportar hasta 165.000 toneladas de peso.
  • La versatilidad y flexibilidad de este medio es otra de sus claves de éxito. Pues existen tantos tipos diferentes de buques como especies hay en el mar.
  • Puede adaptarse fácil y rápidamente al transporte combinado de la mercancía. Es muy usual combinar el medio marítimo con el terrestre.
  • Además, suele mantenerse como uno de los medios más económicos. Pues, a pesar del precio de los fletes, la capacidad de transportar enormes volúmenes y cantidades internacionalmente hace rentable la operación.

Los principales agentes del transporte marítimo

Para que el transporte marítimo de mercancías se lleve a cabo a la perfección, es necesaria la acción de una serie de agentes. Cada uno de ellos son esenciales para que la cadena de suministro marítima no se vea interrumpida o afectada. Estas figuras claves son:

  • Expedidor: Esta es la empresa que exporta. Puede considerarse el primer participante en el proceso del transporte marítimo, pues es el que se pone en contacto con el transitario para poder llevar a cabo su envío.
  • Transitario: Este hace de intermediario cuya labor es manejar el transporte de merecías para distintas cuentas de clientes. Su tarea es similar a la que lleva una agencia de viajes, pero moviendo mercancías y no pasajeros. El transitario, por tanto, planifica y gestiona el transporte me mercancías internacionales.
  • Armador: Este es el que posee, explota y fleta el buque. Podemos decir que esta figura es parecida a la del naviero.
  • Consignatario marítimo: Representa a la compañía naviera o al armador en los puertos. Su misión consiste en ofrecer los diferentes servicios que requiera un buque. Los más importantes son: gestionar la administración (documentación oficial, permisos, etc.) y supervisar y realizar las operaciones comerciales, como pueden ser la recepción, la carga y la entrega de mercancías.
  • Estibador: Es el operario encargado de cargar y descargar las mercancías de los puertos. Por lo que realiza sus operaciones mediante la manipulación de maquinaria.
  • Representante de aduanas: La tarea de estos agentes es llevar a cabo los trámites aduaneros requeridos con el fin de hacer mas sencilla la importación y exportación de la carga.
  • Remolcador: Esta figura se encarga de facilitar las maniobras y movimientos de los buques dentro del puerto.
  • Práctico: El práctico marítimo se encarga de informar y asesorar al capitán del buque, con el fin de que la navegación del barco se lo más segura posible. Por ello, este advierte al capitán de los flujos de viento, las rocas sumergidas y las corrientes marítimas que puedan poner en peligro a la mercancía y su tripulación.
  • Servicio de tráfico marítimo: Este personal se encarga de gestionar el tráfico marítimo. Lo hacen a través de informes meteorológicos, hidrológicos y tantos otros para lograr una coordinación total. Gracias a estos, se consigue un tráfico fluido y sin inconvenientes.

A veces es complicado asegurarse de que todos estos agentes lleven a cabo sus tareas sin la guía y asesoramiento de un operador logístico con experiencia. De la mano de los mayores expertos, se puede lograr un transporte marítimo de mercancías seguro, económico y a la medida de las necesidades de cada mercancía.

En definitiva, un operador logístico líder como Cotransa, puede encargarse de gestionar y facilitar el transporte marítimo de mercancías. Pues, gracias a su personal altamente cualificado, es capaz dar solución a cualquier necesidad que se presente.