Actividades portuarias: ¿qué es la estiba y la desestiba de mercancías?

Estas actividades que tienen lugar en los puertos están encaminadas a optimizar los traslados y garantizar la seguridad y calidad de las mercancías

Cuando se trata de transporte marítimo, las operaciones que intervienen en su desarrollo van más allá del mero traslado de las mercancías de un puerto a otro. Para garantizar el éxito, es necesario tener en cuenta y conocer otras actividades encaminadas a lograr un correcto transporte que mantenga los artículos en sus condiciones óptimas.

La estiba y desestiba son servicios portuarios de manipulación de mercancías, tal y como lo recoge el artículo 108.2.d) del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante. Además, en el artículo 109 se establece que es la Autoridad Portuaria la que otorga la licencia para prestar los servicios.

En las instalaciones portuarias tienen lugar tareas como la carga y descarga y la estiba y desestiba. Son actividades relacionadas, pero diferentes entre sí. Por un lado, la carga hace referencia al traslado de la mercancía desde un muelle hasta el barco. La descarga es lo contrario: desde a bordo del barco hasta el muelle de destino.

Por su parte, la estiba y desestiba son también actividades inversas, pero tienen lugar dentro de los buques. La primera alude a una correcta distribución de los artículos en una unidad de transporte de carga (UTC) dentro del barco, de forma que se garantice la seguridad y eficiencia del almacenamiento y el transporte. Y la segunda se refiere al adecuado acondicionamiento de la mercancía (soltarla de las sujeciones) para llevar a cabo la descarga.

De esta forma, estas actividades que tienen lugar en los puertos siguen el siguiente orden: primero, en el puerto de origen, se realiza la carga de la mercancía y, después, se lleva a cabo la estiba; y, en el puerto de destino, primero se efectúa la desestiba y, por último, la descarga.

Actividades que comprende la estiba

En el Texto Refundido se recogen las operaciones que abarcan la carga y estiba. Concretamente, en la sección 4ª Servicio de manipulación de mercancías, artículo 130: “Definición y ámbito del servicio portuario de manipulación de mercancías”. Las actividades que comprenden son:

  1. “La recogida de la mercancía en la zona de almacenamiento o depósito del puerto y el transporte horizontal de la misma hasta el costado del buque en operaciones relacionadas con la carga del mismo.
  2. La aplicación de gancho, cuchara, spreader o cualquier otro dispositivo que permita izar o transferir la mercancía directamente desde un medio de transporte terrestre, o desde el muelle, o pantalán, al costado del buque.
  3. El izado o transferencia de la mercancía y su colocación en la bodega o a bordo del buque.
  4. La estiba de la mercancía en bodega o a bordo del buque, de acuerdo con los planes de estiba e indicaciones del capitán del buque o de los oficiales a quienes delegue esta responsabilidad.
  5. El embarque de la mercancía por medios rodantes en el buque.
  6. El trincaje o sujeción de la carga a bordo del buque para evitar su desplazamiento durante la navegación, siempre que estas operaciones no se realicen por la tripulación del buque”.

Además, es necesario que la estiba se lleve a cabo atendiendo a distintos factores: el peso de la mercancía para evitar superar la M.M.A. (masa máxima autorizada) del buque y no colocar la más pesada encima de la ligera; la naturaleza de los artículos para que no entren en contacto mercancías que podrían ser peligrosas; el reparto de la carga debe ser equitativo a ambos lados del barco para que no vaya escorado; y aprovechar al máximo el espacio disponible para optimizar los traslados.

Actividades que comprende la desestiba

También según el artículo 130 del Texto Refundido, las operaciones de descarga y desestiba abarcan:

  1. “El destrincaje o suelta de las sujeciones de la carga a bordo para permitir su manipulación, siempre que estas operaciones no se realicen por la tripulación del buque.
  2. La desestiba de mercancías en la bodega o a bordo del buque, comprendiendo todas las operaciones precisas para su colocación al alcance de los medios de izada o transferencia.
  3. La aplicación de gancho, cuchara, spreader o cualquier otro dispositivo que permita izar o transferir la mercancía.
  4. El izado o transferencia de la mercancía y su colocación en un medio de transporte o en el muelle o pantalán al costado del buque.
  5. La descarga de la mercancía, bien sobre vehículos de transporte terrestre, bien sobre muelle o pantalán para su posterior recogida por vehículos o medios de transporte horizontal, y, en su caso, su traslado a la zona de almacenamiento o depósito dentro del puerto, y el depósito y apilado de la mercancía en dicha zona.
  6. El desembarque de la mercancía del buque por medios rodantes”.

En conclusión, las actividades de estiba y desestiba son fundamentales para lograr que la mercancía no sufra desperfectos y mantenga su calidad, que el transporte marítimo sea seguro, que se aproveche el espacio y que los traslados sean eficientes.